De bicicleta a bicicleta


/// Texto de Jean-Louis Maffre

///

Siendo la tendencia actual llamar "deporte" a cualquier actividad física de ocio, nos parece necesario precisar antes de nada qué se entiende por este término. Proviene del francés antiguo "desport" que, según Alain Rey , (revista L'Équipe), significa "Convertir las propias preocupaciones en otra parte, dedicarse a algo incidental, que no es ni vital ni esencial". Es por tanto un juego, una diversión, un ocio. Según una definición más moderna, se trata de "cualquier tipo de actividad física encaminada a lograr un rendimiento y cuya ejecución se basa esencialmente en la idea de luchar contra un elemento definido: una distancia, una duración, una obstáculo, una dificultad material, un animal, un adversario". ( Georges Herbert , Deporte versus educación física, 1946). 

 J. M. Brohm aclara su significado actual en su obra Sociologie politique du sport: "El deporte es un sistema institucionalizado de prácticas competitivas, predominantemente físicas, delimitadas, codificadas, convencionalmente reguladas, cuyo objetivo declarado es, sobre la base de una comparación de rendimientos , hazañas, demostraciones, actuaciones físicas, para designar al mejor competidor (el campeón) o para registrar la mejor actuación". performance. 

 

Ya sea que camine o corra, viaje a lomos de un animal, use equipo motorizado o no, el hombre inevitablemente hará un deporte de estos medios de locomoción. Medirá el tiempo y/o la distancia, evaluará para algunos -esquí, patinaje...- el valor artístico con criterios que irá racionalizando poco a poco para eliminar en lo posible cualquier carácter subjetivo. ._cc781905- 5cde-3194-bb3b-136bad5cf58d_

La bicicleta, velocípedo o bicicleta

Constatamos que en el siglo XIX, en Pau más precisamente, tan pronto como es necesario para tal o cual práctica tener equipos, monturas o aparejos, desde el par de esquís hasta el avión, pasando por el caballo, la bicicleta o el automóvil. – Aparece una segregación financiera, por lo tanto social. La práctica de la mayoría de los deportes que hicieron la reputación de la ciudad requiere primero un aprendizaje desde una edad temprana, tiempo que en gran medida se otorga a una "élite" ociosa que se beneficia de grandes ingresos, importantes _cc781905-5cde -3194-bb3b-136bad5cf58d_recursos financieros ya que es necesario comprar y mantener caballos o vehículos, remunerar al personal responsable de los mismos y, finalmente, disponer de locales y equipos costosos.   Este es particularmente el caso de la bicicleta , entonces llamada velocípedo o bicicleta , cuyo alto precio, en un principio, excluyó cualquier práctica popular, al reservar su uso localmente para la sociedad extranjera en vacaciones, británica. En particular.

Sólo la lenta caída del precio de estos vehículos permitirá paulatinamente su democratización que se acentuó con el éxito del primer Tour de Francia en 1903. Simple medio de locomoción, la bicicleta se convertirá en un deporte para la burguesía Pau desde su creación, octubre 7, 1881, por iniciativa de MM. Sarradon y Couget , de un Círculo de velocipedistas. Su oficina central se encuentra en Café Gil, 1 rue Bayard.   Entonces este Círculo se convertirá en   Véloce-Club Béarnais . A su lado, desde primera hora, están MM. Brugnot , Burgay , Castéra , Poey , Probst , Suberbie y Viviez . La primera reunión oficial se realiza el 14 de octubre para la elección del buró cuyo presidente será el Sr. Probst , el tesorero el Sr. Sarradon y el secretario el Sr. Couget . Posteriormente, el Capitán Annesley fue nombrado Presidente y el Sr. Burgay Secretario. Un descuido o una negligencia de los dirigentes del club hará creer por mucho tiempo que la VCB fue fundada en marzo de 1883. Esto se explica por el hecho de que los archivos, al estar basados en los únicos documentos oficiales, conservaron el año de la declaración en prefectura de la fundación de la asociación. Resulta que este club, al que pertenecen algunos ingleses, es ante todo pau y burgués. Si la cotización de 12 francos para los hombres y 8 para las mujeres es relativamente baja, pero sin embargo representa el salario de varios días de un trabajador, el precio de la bicicleta por sí solo excluye a la gente pequeña. Además, como hemos señalado para el golf, la admisión sólo se realiza por el sistema de doble patrocinio con voto secreto y posibilidad de rechazo de la candidatura.

¿Quizás por imitación de las prácticas de una sociedad de la que se sienten excluidos?

Del 1 de agosto de 1885 data el primer número mensual del Boletín Oficial del Véloce-Club Béarnais . A causa de la Gran Guerra, el Comité decidió cesar su publicación a partir de agosto de 1914 y publicar un solo número por año, el 1 de enero. Por tanto, de 1915 a 1923, es decir del número 349 al 357, sólo apareció el Boletín de enero. Nos informa tanto del nacimiento del club, su pasado, sus actividades y su programa. Su contenido evoluciona en parte según las circunstancias: los problemas que encuentra el club, sus proyectos y sus realizaciones de pistas o edificios, sus mudanzas, sus préstamos... Proporciona periódicamente los nombres de los nuevos admitidos y la lista de sus inscritos. miembros al 31 de diciembre del año anterior. En cada revista, informa también a sus suscriptores de las convocatorias de las asambleas, anuncia las fechas y los programas de los "Paseos Oficiales", las diversas competiciones, da las crónicas de los diversos encuentros, salidas y carreras.

reglas y trafico

Cuando, a lo largo del siglo XIX, aparecen en las calles estos nuevos medios de locomoción, a saber, los velocípedos, los automóviles y los tranvías, surgen inesperados problemas de tráfico.
Por tanto, se hace necesario, para establecer una convivencia llevadera y pacífica entre estos recién llegados a las calles y caminos, los vehículos de tracción animal y los peatones, establecer normas que lo permitan.
Uno piensa en los patinetes muy disputados en nuestras ciudades actuales... Esto se hará a nivel departamental a través de las prefecturas y, a nivel nacional, por medio de las votaciones de leyes publicadas en el Diario Oficial. La revista, por tanto, se hace eco de los problemas que encuentran las bicicletas en la ciudad y en las carreteras frecuentadas por sus miembros. Expresa deseos y sugerencias para hacer su uso seguro y agradable, no dejando de quejarse, en ocasiones, ante las autoridades del estado de determinadas vías. También informa sobre las leyes y normativas que contribuyen a una mayor seguridad y da su opinión sobre las mismas. Por ejemplo, un decreto del alcalde del 3 de septiembre de 1896 prohíbe la circulación de velocípedos en la Place Royale, Boulevard du Midi, en Haute-Plante, los callejones y aceras a lo largo de Place des Écoles, Boulevards des Pyrénées, Boulevard d'Alsace-Lorraine y Barbalat. , las avenidas de la Gare y du Bois-Louis, las carreteras de Bayona, Burdeos y Tarbes, la avenida Porteneuve, el camino que conduce a las callejuelas de Morlaàs y las callejuelas del Jardín Público. Además, prohíbe terminantemente circular por las callejuelas de Morlaàs los domingos y festivos desde el mediodía hasta las 7 de la mañana. El 19 de junio de 1894, un nuevo decreto indica que los ciclistas “deben utilizar en los turnos un timbre o un timbre suficientemente alto para advertir de su presencia a una distancia de al menos 50 metros”. Prohibido el tráfico por las callejuelas de Morlaàs de 6:00 a 1:30 h.

 

En 1896, el Boletín informaba de un recordatorio del prefecto del Sena sobre el sistema de sonido, la iluminación y el ritmo de viaje. Agrega que está prohibido montar en grupo, cortar procesiones, convoyes y tropas en marcha. Especifica lo que debe entenderse por "velocidad moderada": debe poder detenerse dentro de los 4 a 5 metros, lo que significa que no debe conducir a más de 10 km/h en línea recta, a 8 en los cruces y en las curvas. . Queda prohibida cualquier carrera en la vía pública. Es obligatorio circular por la derecha al cruzar cualquier vehículo y por la izquierda al adelantar. “Los conductores y motoristas deberán colocarse a su derecha cuando se aproximen a un velocípedo, de forma que quede libre un espacio útil de al menos 1,50 m de anchura”. El 10 de diciembre de 1898, el Diario Oficial indica que a partir del 1 de mayo de 1899

será obligatorio fijar en el tubo de dirección una placa de control metálica de un modelo registrado en la que se colocará un punzón y el año del año en curso. Se entregará sin cargo.

"por el recaudador de impuestos en vista de la recepción de la declaración prescrita por el artículo 12 de la ley de 28 de abril de 1893".   Esta misma ley establece el pago de un impuesto anual de 10 francos, incluso si el vehículo fue comprado durante el año. A falta de declaración, este impuesto se duplicará. Se concede una reducción a partir del 1 de enero de 1899, fijándola en 6 francos para un vehículo de una plaza, 12 para un vehículo de dos plazas, 12 o 24 según el número de plazas para  " velocípedos provistos de una máquina impulsora ”.   se recogerá a partir del 1 de enero de 1899. Último decreto y ley de la que informamos, el 28 de octubre de 1901, el Boletín informa a sus lectores de la obligación que se hace de fijar en su bicicleta una bocina de llamada, un farol o farol y una placa que indique el nombre y domicilio de su dueño.
Los ciclistas están obligados a circular por la derecha, tienen prohibido circular por delante y utilizar las aceras, incluso con la bicicleta en la mano. Tendrán que moverse a "ritmo moderado" y tomar una curva antes de acercarse a un giro. Los callejones y paseos están reservados para los peatones. Cualquier incumplimiento de estas medidas cautelares será sancionado con denuncia y acusación en juicio.

 

Antes de que el Boletín ofreciera esta mina de información sobre el club, sus miembros y sus actividades, la "prensa mundana", como la llaman los directorios de Basses-Pyrénées, a veces hablaba del Véloce-Club, pero mucho menos de lo que hacía. a sus ojos, los deportes son infinitamente más importantes que la equitación, el golf y la caza del zorro. Así, Le Journal des Étrangers del 31 de octubre de 1883 nos habla del nuevo velódromo del Véloce-Club Béarnais cerca de los "céspedes para los juegos de los extranjeros". El 14 de noviembre siguiente informó sobre las reuniones mensuales del club. También nos enteramos de que se organizan carreras de triciclos y bicicletas en el callejón sur de Haute-Plante. A fines de marzo de 1884, nos informa que en el mismo lugar se está realizando un campeonato de "bicicletas y triciclos" (ibíd., 2 de abril). Luego, el domingo 6 de abril, se organizó una carrera a campo traviesa Pau-Soumoulou de 48 km, ida y vuelta dos veces, en la que participaron siete mujeres inglesas montadas en triciclos. El 12 de noviembre siguiente, este mismo periódico anunciaba la elección de un nuevo presidente, Baron Séguier , y una membresía de 129 miembros. Esto parece muy variable según las listas publicadas regularmente en la revista: 42 en 1883, luego un aumento regular hasta 1892 con 397 nombres, hasta 437 en 1894 antes de una cierta erosión a partir de entonces. La última cifra que tenemos indica 668 miembros en 1922.

las rutas en bicicleta

Sin embargo, este deporte no tiene el prestigio de los deportes sociales, la mayoría de sus integrantes son nativos y más bien espectadores. Los pocos ingleses "no pertenecían a la élite de la colonia extranjera; eran gente acomodada, pero que ejercían una profesión en Pau". 

( D. Décamps , Sporting life in Pa from 1900 to 1920, tesis de tercer ciclo, Pau 1979.)

Los Palois son jubilados, médicos, artesanos y poco deportistas, como los sucesivos presidentes, el barón Séguier , MM. d'Iriart d'Etchepare , Poyarré y Burgay . “La burguesía de Pau habría elegido el deporte como pretexto para formar un club donde se sienta como en casa” (ibid). Sin embargo, el hecho de que los socios se reúnan en el salón del chalet (del que hablaremos más adelante) para jugar a juegos de mesa y leer revistas relacionadas con el ciclismo no es señal de una concurrencia especialmente popular. ._cc781905-5cde-3194-bb3b -136bad5cf58d_

Gracias a la publicación del Boletín, podemos medir la variedad y riqueza de las actividades regulares del club. Los "Paseos Oficiales" se organizan mensualmente, se anuncian y se informa en el siguiente número. Escribe GC en el Boletín n°3 de octubre de 1885: " ¿No es una verdadera alegría estar reunidos camaradas y amigos, pedaleando codo con codo, devorando el espacio, contando los alegres incidentes de la semana, respirando hondo el aire tonificante de nuestro hermoso pais "? 

Estas salidas dan a los miembros de la VCB la oportunidad de viajar a través de Béarn y, por diferentes rutas cuando van al mismo lugar, cruzar decenas de pueblos, llegando incluso a Bedous y Bagnères-de-Bigorre, Tarbes y Saint-Palais… No se trata estrictamente de "deporte" ya que no hay competición; hoy preferimos hablar de salidas en "bicicleta" y no en "bicicleta"...

Es una forma de turismo bajo la dirección de un "capitán de ruta", siendo la velocidad máxima de 14 km/h. Los participantes se comprometen a seguir las normas de conducta establecidas. "Todo miembro que tome parte en el turismo se compromete a obedecer de buena gana las instrucciones del capitán de ruta; no puede pasar sin autorización especial al capitán de ruta o al teniente si este último lleva el tren", dice el Boletín n° 118 de mayo de 1895. Por las localidades vecinas – Arzacq, Monein, Betharram, Soumoulou, Lembeye y Lagor – reúnen de diez a veinte personas. Para viajes más largos a lugares más lejanos - Cauterets, Gabas, Saint-Palais, Bagnères... - tome el tren y alójese en un hotel. Para Cauterets, por ejemplo, se va de Pau a Lourdes en tren, luego en bicicleta de Lourdes a Pierrefitte y, desde allí, se toma el tranvía para llegar a Cauterets. El Paseo Oficial del 15 y 16 de junio de 1901 para Saint-Jean-Pied-de-Port vio al grupo tomar el tren a Saint-Palais, recorrer los 15 km que lo separan del pueblo de Larcebeau, luego los 15,5 km hacia Saint- Jean-Pied-de-Port en bicicleta. Tras visitar la localidad, los 35 km para llegar a Cambo se recorren por Bidarray e Itxassou. Al día siguiente, el grupo partirá desde Cambó hasta Bayona vía Ustaritz. Estas salidas, que son una oportunidad para hacer buenas comidas, son por lo tanto bastante costosas y prohíben una participación verdaderamente popular.

 

Con el inicio de la democratización de la bicicleta, entonces considerada como un simple medio de locomoción, desapareció el gusto por la novedad, lo que explica en parte el entusiasmo de los primeros días. H. Petit , en el número 489 de La Vie au Grand Air del 1 de febrero de 1908, explica este desarrollo en estos términos: “ En la época en que una máquina costaba ochocientos francos, sólo la usaban los snobs. (…) Más tarde, se comprendió que la bicicleta era un instrumento maravilloso para el paseo y el turismo... Luego, poco a poco, los precios bajaron, nacieron las primeras máquinas democráticas, aún recibidas con cierta desconfianza por los trabajadores a los que estaban destinadas (... ) Unos años después (…) la bicicleta se había convertido en un instrumento de primera necesidad, y, en consecuencia, se vio abandonada por la clase adinerada, que ya vislumbraba el automóvil ”. Disminuye así el número de socios del VCB, pasando   a 138 en 1901. Ante esta nueva popularidad de la bicicleta, los burgueses, huyendo de una promiscuidad que consideran indecorosa, abandonan el club. Pero el velocípedo sigue costando demasiado, aún no podemos hablar de una práctica popular que se desarrollará más adelante. 

Con el mismo objetivo de realizar salidas turísticas, se organizan regularmente Excursiones y Viajes con salida desde Pau, en particular hacia Bagnères, Bayona, Gavarnie, Perpignan, Orthez, Peyrehorade, Eaux-Bonnes, Sauveterre, Saint-Christau y el valle de Aspe.  

El velódromo de Pau

En 1886 nació el proyecto de instalar un velódromo en la esquina noreste del parque Beaumont, "limitado por Chemin de Batsalle, Rue Barbalat [actual Boulevard Barbanègre], el camino de entrada y el canal (...) en el fondo de una depresión en el suelo de unos 0,80 m de profundidad y 15 m de ancho en promedio". 

(Archivos de la comunidad, 1S1/13).

La solicitud de concesión fue aceptada por el Ayuntamiento el 19 de febrero porque "las carreras obtienen cada año una mayor competencia de aficionados y ofrecen a la ciudad ventajas cada vez mayores".  

(Archivo de la comunidad, 1D1/33).

Sin embargo, esta concesión gratuita -sin embargo, se solicitarán 3 francos por año el 18 de marzo de 1890- es solo precaria y su posible terminación, en caso de que el municipio exprese el deseo, no dará lugar a compensación. . El costo de construir un metro de vía se estima en 4,67 francos. La construcción costaría entre 1.500 y 1.996 francos porque es necesario establecer dos alcantarillas. Para obtener la suma necesaria, el club lanza una suscripción de al menos 50 francos por persona que genera 2.350 francos. Los trabajos comenzaron en mayo y surgieron muchos problemas, que se enumeraron en el Boletín de diciembre de 1886.

La pista, de forma elíptica, mide 356 m. En ese momento, el VCB era el único club provincial con una pista peraltada pronunciada. Bajo el mandato del Sr. Vigné , alcalde, es dibujado por el Sr. Lalheugue en un terreno pantanoso al noreste del parque llamado "parque de ostras". Está formado por 2 rectas de 80 m y 2 semicircunferencias de 30 m de radio. Su anchura media es de 7 m, 9 m en el lado de llegada.

Al oeste se levanta un chalet, en cuya planta baja se encuentra el alojamiento del encargado, y en el primer piso una gran sala de juegos, precedida por una galería de 2 m de ancho. El edificio está bordeado por jardines rodeados de barreras; este espacio está reservado para los miembros de VCB. Al noreste se encuentra un pequeño edificio para los corredores y el caminero a cargo del mantenimiento. A la izquierda, el edificio alberga una pequeña sala común y tres vestidores. A la derecha, dos habitaciones se utilizan para almacenar herramientas. Detrás, un establo alberga una vaca utilizada para rodar la pista y para su leche "sin cortar garantizada". El norte y el este están cercados con un muro, el oeste y el sur rodeados por una cerca de enrejado. Para mantener esta pista, es necesario tener mucha agua. Por lo tanto, se realizan varios intentos en vano y terminamos cavando un pozo que estará equipado con una bomba. Este lugar se llamará "la fuente". 

La instalación fue inaugurada el 17 de abril de 1887.

De octubre a junio, las reuniones tienen lugar casi a diario. Allí se abordan los récords, se organizan campeonatos anuales de sprint y de fondo, así como competiciones de entrenamiento e interclubes.
Allí se utilizan máquinas de todo tipo: tándems , cuatrillizos , triciclos de gasolina conducidos por autocares. ( D. Décamps , op. cit).

Estas carreras múltiples, abiertas tanto a aficionados como a competidores que lo son menos, ofrecen entre tres y seis eventos cada vez. El boletín número 73 de agosto de 1891 especifica que "las carreras se realizarán haga el tiempo que haga". Anualmente, desde 1891 hasta la guerra también se organiza la patente militar de los 100 km en el recorrido Pau - Puyoo y vuelta. Luego, en 1894, el evento tuvo lugar de Pau a Pontacq 

ida y vuelta dos veces antes de organizarse en la pista en 1897.

Desde 1887, el velódromo de Beaumont Park también acoge carreras internacionales: el 9 de octubre, Handicap para bicicletas, Juniors en bicicletas y triciclos, International   y Honor en las mismas máquinas.

Se ofrecen premios en metálico que oscilan entre los 40 y los 100 francos para los tres primeros de cada prueba, excepto en la carrera de Honor, cuyo ganador es recompensado con una obra de arte. Cabe señalar también una carrera benéfica internacional el 12 de febrero de 1888…   Estos eventos, también concebidos como espectáculos, suelen ir acompañados de fiestas y otros concursos deportivos con fines esencialmente lúdicos: carreras a pie, en zancos , sobre sacos, postes engrasados, retos entre caballo y bici...

( D. Décamps  op.cit). 

En 1893, la situación del club se considera provisional a causa del proyecto Alphand que menciona el trazado de una pista que cruza el velódromo que obligaría al VCB a desplazarse. Sin embargo, el Sr. Cargill , arquitecto de la École des Beaux-Arts, planea un nuevo chalet. Le acompañaría un nuevo edificio junto a la fuente. Incluiría una sala común, dos vestuarios y un baño con ducha. En 1897, nos preguntamos si no se debería abandonar Beaumont Park debido a los proyectos de reparación y construcción de un casino (el Palacio de Invierno). El ensanchamiento del bulevar Barbalat decidido por el municipio supondrá un desplazamiento hacia el sur porque se amputará el recodo norte. En 1898, el proyecto para convertir Beaumont Park en un jardín público incluía el velódromo, parte del terreno contiguo y terreno baldío al norte. También está previsto habilitar una calzada de
1.350 m alrededor del parque. Finalmente, el 13 de noviembre de 1898, la VCB recibió una notificación formal para mudarse de Beaumont Park. 

(Archivos de la comunidad, 1N1/13).

 

El 29 de junio de 1900, el presidente, Sr. d'Iriart d'Etchepare, solicitó la concesión de un espacio en el Parc de la Gare para trasladar allí el velódromo. El Concejo Municipal de 25 de enero de 1901 presidido por el alcalde,
Henry Faisans , concede autorización para la creación entre la avenida Léon-Say y Bois-Louis de una pista, un chalet, pistas de tenis, petanca, croquet, otros juegos al aire libre y un garaje para automóviles durante 30 años a partir del 1 de julio.

(Archivo de la comunidad, 1D1/38).

“(…) este recinto, hasta ahora abandonado, se convertirá en un centro de atracción y contribuirá a preservar la buena reputación de nuestra Ciudad desde el punto de vista deportivo”. (ibídem).   Al final del contrato que expira el 30 de junio de 1931, habrá "retorno a la Ciudad que se convertirá, sin compensación, en propietaria de todos los edificios, plantaciones e instalaciones que tengan la naturaleza de edificios ". (Ibíd.) Se estipula además que el complejo se pondrá a disposición de las escuelas de la ciudad de forma gratuita dos veces por semana.
El Ayuntamiento de 21 de enero decide que la tierra procedente de la excavación del Palacio de Invierno se transportará al Parc de la Gare en la parte reservada al VCB. 

Hay una pista de tierra de 350 m por 7,50 m con giros peraltados, canchas de tenis, croquet, petanca y patinaje.   El Boletín informa a sus afiliados que el gasto ascendió a
24.046,45 francos de los cuales 1.337,10 para la pista. Se contrata un préstamo que se pagará de 1902 a 1929. El Sr. François Campagne-Lafitte construye un chalet según los planos del Sr. Noutary y cuesta
24.000 francos, suma recaudada por suscripción. Su primera piedra se colocó el 27 de mayo de 1901 y fue inaugurado el 20 de julio del año siguiente por el alcalde, Henry Faisans . El edificio consta en la primera planta de un gran salón, una biblioteca-sala de lectura y un pequeño salón para las damas; la planta baja alberga el alojamiento del cuidador, una sala de esgrima y gimnasia sueca (Boletín Pau del 9 de noviembre de 1902).
Luego, el parque ofrece dos canchas de tenis, dos canchas de croquet y una bolera. La pista de tierra mide 400 m. El diario se muestra satisfecho con el hecho de que "Pau cuenta ahora con uno de los velódromos más graciosos y bellos de Francia. Su chalet, una joya del estilo moderno gracias al talento del Sr. Noutary , arquitecto, es uno de los mejor acondicionados". . (ibídem). Se convirtió, con sus terrenos contiguos, en un lugar de encuentro y esparcimiento para los pocos centenares de socios registrados en 1905. Ese año se levantaron las curvas y se pavimentó la pista. Las carreras atraen a campeones franceses y extranjeros que, como en los espectáculos ecuestres, disuaden a los miembros locales de competir. “El entusiasmo se ha calmado” y, para la mayoría de los miembros del club, nos conformamos con organizar excursiones.

( D. Décamps , op. cit.) 

La bicicleta es cada vez más democrática

En 1905, se decidió, siguiendo el ejemplo de muchas ciudades y regiones de Francia, crear una "Sección Audax Francesa" en Pau. Se trata de recorrer 200 km al final de los cuales el diario deportivo L'Auto otorga una codiciada medalla. La primera salida oficial está prevista para el 18 de junio en el recorrido Pau – Dax – Saint-Geours-de-Maremne – Biarrote – Puyoo – Orthez y Pau.

Se organizan salidas de entrenamiento preparatorio antes de la salida que se dará el 17 de junio a las 00:00 horas. El evento reúne a 14 competidores que llegarán todos a la meta. Pero eso   no marcha sobre ruedas ya que nos enteramos de la existencia de un proyecto urdido por unos alborotadores que pretenden sembrar clavos en la carretera cercana al lugar de partida. Esto obliga a cambiar de ruta: saldremos de la carretera de Bayona en lugar de la de Lartigue para desviarnos hacia las alturas de Lescar. La epopeya estará marcada por una serie de pinchazos y averías. Una parada de 20 minutos, alrededor de las 10 am, está marcada en Peyrehorade, luego paramos en Orthez para almorzar seguido de una siesta. Salimos alrededor de las 4 a.m. para llegar al velódromo después
18 horas de viaje. Se mencionan los nombres de los 14 valientes que bien merecieron sus medallas, recordemos los de los tres primeros: MM. Boucau , Fourcade e Isaure._cc781905-5cde -3194-bb3b-136bad5cf58d_

 

No fue hasta la década de 1910 cuando la caída del precio de las bicicletas popularizó la práctica de este deporte, cuya espectacularidad no cansaba nunca a un público todavía tan numeroso, entusiasmado, como hemos dicho, por el Tour de Francia desde 1903. Se imparten clases gratuitas en Allées de Morlaàs y Place Duplaa. Para aprender a usar una bicicleta, funciona un velódromo cubierto en 2 Place Gramont.  

Y el número de concesionarios de bicicletas aumentó aún más: los directorios regionales de Basses-Pyrénées mencionan 10 concesionarios de bicicletas en 1906 y 13 en 1908, todos miembros del VCB en un momento u otro. Entre ellos, los Sres. J. Apprato , cuya tienda se encuentra en el número 16 de la rue Montpensier, y Obin, cuyas tiendas se encuentran en los números 3, 9 y 11 de la calle Bernadotte, publican su publicidad de forma regular y sucesiva en la portada del Boletín. Su número aumentó a 15 en 1914, algunos de los cuales organizaban carreras en ruta. Los clubes populares se fundaron en 1910 y tenían su sede en los cafés: el Union Sportive paloise, el Cyclo-Club Palois y el Club Sportif Palois, que desapareció durante el año debido a la competencia. Al año siguiente nació la Union Cycliste Paloise que alquiló una pista abandonada por el VCB. Más democrático que este último, organiza eventos de todo tipo (carreras en ruta, campo a través, interclubes, carreras americanas de seis horas, diploma militar de 50 km, etc.) así como salidas turísticas.  

La concurrencia en ese momento, que era muy popular, no gustó a todo el mundo, provocando la ira municipal: "Su vestimenta y sobre todo su lenguaje eran muchas veces incorrectos, lo que ofrece serios inconvenientes por la proximidad de niñas, niños y señoras que frecuentan los parques infantiles". .

  (Boletín Municipal de septiembre de 1912, en D. Décamps , op. cit).

 

En 1914, el VCB organizó un certificado militar para exploradores ciclistas. El domingo 24 de mayo los candidatos deberán rendir las siguientes pruebas:

- Tiro a 200 m con carabina Lebel sobre blancos de 80 cm marcados en 10 zonas calibradas de 1 a 10 puntos. (Observe con asombro que un candidato puede ser admitido cuando ha puesto una sola bala en el blanco…)

- Reconocimiento en bicicleta en un recorrido de 30 a 50 km a una velocidad media de 12 km/h como mínimo.

- Una carrera de ciclismo en ruta de 40 a 50 km, de los cuales los últimos 1.000 o 1.500 m deberán recorrerse a pie, bicicleta en mano. La velocidad media debe ser de al menos 18 km/h. 

 

Hasta la guerra, el deporte de la bicicleta estaba en boga en Pau y reunía a un buen número de practicantes y espectadores. De la declaración de guerra, parece que las actividades se ralentizaron considerablemente (a diferencia de las del club de croquet que vio aumentar sus actividades). Después de la paz, el velódromo ya no es explotado y los ingresos del VCB solo le son proporcionados por jugando tenis y croquet. Todavía puedes practicar estos deportes por 0,50 francos y 0,20 francos la hora, respectivamente. Al club le quitan su asignación municipal de 600 francos por no estar reconocido como de utilidad pública. 

En 1931, por carta de 25 de junio dirigida al alcalde, la VCB solicita la prórroga de la concesión llegando a su fin. Pero el Cyclo-Club Béarnais solicitó la concesión el día 27 y repitió esta solicitud en 1935 por 25 años. En una carta fechada el 25 de enero de 1935, la VCB escribió: "El resultado es que los recursos de la Sociedad están en gran medida agotados y, por lo tanto, no puede continuar administrando el velódromo._cc781905-5cde-3194 -bb3b-136bad5cf58d_

Con todo nuestro pesar ver desaparecer una Compañía de más de 50 años”.

 (Archivos de la comunidad, 1M7/3). 

Desaparece así el VCB , sin garantía del municipio al no ser reconocido como de utilidad pública. Por lo tanto, no se garantiza de ninguna manera seguir beneficiándose de la enajenación del velódromo. En efecto, el Ayuntamiento del 13 de octubre de 1936 otorgó la concesión al Cyclo-Club Béarnais por 25 años con fines de reconstrucción. Pero el municipio legalmente no puede dar su garantía al préstamo solicitado porque el club tampoco está reconocido como de utilidad pública. Un acuerdo en 18 artículos otorgado por el Concejo Municipal del 29 de marzo de 1938 es reconocido por decreto prefectural del 15 de abril de 1938. 

La bicicleta, velocípedo o bicicleta

Constatamos que en el siglo XIX, en Pau más precisamente, tan pronto como es necesario para tal o cual práctica tener equipos, monturas o aparejos, desde el par de esquís hasta el avión, pasando por el caballo, la bicicleta o el automóvil. – Aparece una segregación financiera, por lo tanto social. La práctica de la mayoría de los deportes que hicieron la reputación de la ciudad requiere primero un aprendizaje desde una edad temprana, tiempo que en gran medida se otorga a una "élite" ociosa que se beneficia de grandes ingresos, importantes _cc781905-5cde -3194-bb3b-136bad5cf58d_recursos financieros ya que es necesario comprar y mantener caballos o vehículos, remunerar al personal responsable de los mismos y, finalmente, disponer de locales y equipos costosos.   Este es particularmente el caso de la bicicleta , entonces llamada velocípedo o bicicleta , cuyo alto precio, en un principio, excluyó cualquier práctica popular, al reservar su uso localmente para la sociedad extranjera en vacaciones, británica. En particular.

Sólo la lenta caída del precio de estos vehículos permitirá paulatinamente su democratización que se acentuó con el éxito del primer Tour de Francia en 1903. Simple medio de locomoción, la bicicleta se convertirá en un deporte para la burguesía Pau desde su creación, octubre 7, 1881, por iniciativa de MM. Sarradon y Couget , de un Círculo de velocipedistas. Su oficina central se encuentra en Café Gil, 1 rue Bayard.   Entonces este Círculo se convertirá en   Véloce-Club Béarnais . A su lado, desde primera hora, están MM. Brugnot , Burgay , Castéra , Poey , Probst , Suberbie y Viviez . La primera reunión oficial se realiza el 14 de octubre para la elección del buró cuyo presidente será el Sr. Probst , el tesorero el Sr. Sarradon y el secretario el Sr. Couget . Posteriormente, el Capitán Annesley fue nombrado Presidente y el Sr. Burgay Secretario. Un descuido o una negligencia de los dirigentes del club hará creer por mucho tiempo que la VCB fue fundada en marzo de 1883. Esto se explica por el hecho de que los archivos, al estar basados en los únicos documentos oficiales, conservaron el año de la declaración en prefectura de la fundación de la asociación. Resulta que este club, al que pertenecen algunos ingleses, es ante todo pau y burgués. Si la cotización de 12 francos para los hombres y 8 para las mujeres es relativamente baja, pero sin embargo representa el salario de varios días de un trabajador, el precio de la bicicleta por sí solo excluye a la gente pequeña. Además, como hemos señalado para el golf, la admisión sólo se realiza por el sistema de doble patrocinio con voto secreto y posibilidad de rechazo de la candidatura.

¿Quizás por imitación de las prácticas de una sociedad de la que se sienten excluidos?

Del 1 de agosto de 1885 data el primer número mensual del Boletín Oficial del Véloce-Club Béarnais . A causa de la Gran Guerra, el Comité decidió cesar su publicación a partir de agosto de 1914 y publicar un solo número por año, el 1 de enero. Por tanto, de 1915 a 1923, es decir del número 349 al 357, sólo apareció el Boletín de enero. Nos informa tanto del nacimiento del club, su pasado, sus actividades y su programa. Su contenido evoluciona en parte según las circunstancias: los problemas que encuentra el club, sus proyectos y sus realizaciones de pistas o edificios, sus mudanzas, sus préstamos... Proporciona periódicamente los nombres de los nuevos admitidos y la lista de sus inscritos. miembros al 31 de diciembre del año anterior. En cada revista, informa también a sus suscriptores de las convocatorias de las asambleas, anuncia las fechas y los programas de los "Paseos Oficiales", las diversas competiciones, da las crónicas de los diversos encuentros, salidas y carreras.